Actividad dirigida a niños de 3 a 5 años. La Psicomotricidad aporta muchos beneficios a nivel motor; favorece el control del cuerpo, la adquisición del esquema corporal. A nivel cognitivo; mejora la memoria, la atención, estimula la percepción, y a nivel socio-afectivo; ayuda a que el niño se integre con sus compañeros, y a reafirmar su autoconcepto y autoestima.